2ª Carta denuncia por la mala gestión del Parque Nacional Las Tablas de Daimiel.

domingo 7 de junio de 2009

En nuestra anterior carta dirigida al Organismo Autónomo de Parques Nacionales, protestábamos por la mala gestión del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y se nos respondía que nuestras quejas eran “injustificadas e infundadas”. Por supuesto no se ha hecho ningún cambio en dicha gestión, ni se han asumido ningún tipo de responsabilidades.


Por ello, hemos decidido escribir una nueva carta esta vez de denuncia pública por el panorama desolador que está dejando a su paso las diferentes actuaciones que se llevan realizando durante estos últimos años.



1. Seguimos denunciando la poda indiscriminada de tarayes ya no solo en la Isla del Pan, donde se realiza según los gestores para evitar accidentes, sino en el resto de la superficie del Parque, incluso en sitios que no están dentro de la zona de uso público. Nos dicen que los tarayes de la Isla del Pan se han podado de forma moderada. La verdad es que se han cortado con motosierras árboles sanos, dejando heridas de más de 20 cm. de diámetro. Aún se puede ver el rojo de la madera sana cortada. Insistimos que la poda de tarayes es un atentado contra la biodiversidad y el patrimonio natural de Las Tablas. Se justifica ésta actuación diciendo que siempre se han hecho estas podas para leña. ¿Es que sigue necesitando el Parque leña? Por otro lado, ¿cómo se puede comparar la situación actual de Las Tablas con la de entre 1950 y 1975? Entonces tenían agua y si podabas como si pescabas mil kilos de peces, al día siguiente tenias otros mil. El ecosistema podía absorber el impacto con facilidad.. En la actualidad, Las Tablas están secas por lo que la situación no es comparable. Además, hoy es Parque Nacional, un espacio donde la intervención humana debe ser mínima.


2. Denunciamos la siega indiscriminada de la vegetación en busca de proteger el masegar. ¡Señores el masegar se favorece con agua!. Históricamente cuando las Tablas tenían agua aumentaba el masegar y el carrizo se ahogaba, y pasaba todo lo contrario cuando tenían poco agua. Es lo que ocurre en la actualidad, el masegar disminuye por la falta de agua ¿Porqué ese empeño en evitar lo inevitable? ¿Y porqué se hace en época de cría de aves que siguen eligiendo Las Tablas para poner sus nidos? Esta operación se ha realizado desde febrero en adelante, en época de cría, arrasando nidos, madrigueras y todo lo que se ponía en medio.


Por otro lado, la biomasa de estas tropelías en la actualidad se saca a las fincas colindantes, pero la biomasa del año 2008 la picaron en el interior de las Tablas sin sacarla de las zonas de inundación con el riesgo que eso conllevaba para el ecosistema. Pero eso no es todo, durante los 3 últimos años se ha utilizado desbrozadoras manuales y tampoco se retiró la biomasa de las siegas realizadas.


3. Denunciamos el tránsito de 16 tractores en un parque tan pequeño, ¿qué pasa con la erosión y el ruido que producen estos tractores? Las Tablas están irreconocibles, cambiada su morfología, devoradas, con mucha menos biodiversidad. Con esta actuación de destrucción desaparecen sitios ancestrales y se pierden topónimos utilizados para nombrar muchas de las zonas tradicionales del Parque durante siglos.


Nos dicen que nuestras protestas son injustificadas. Lo que no tiene justificación es la cantidad de rodadas de coches en el interior del Parque y las grandes cruces que han eliminado las antiguas trochas de los pescadores. Se está interviniendo en la zona de Reserva del Parque, en el núcleo de Las Tablas. ¿Qué justificación tiene eso?


4. Denunciamos que sólo se han tenido en cuenta informes botánicos y limnológicos para ejecutar todas estas acciones, sin tener en cuenta la información que se dispone de la fauna del carrizal: censos de escribano -la más importante población española-, de carricerín, las publicaciones sobre densidades de bigotudo, etc


5. En cuanto a las casillas de pescadores, una imagen vale más que mil palabras.Casilla de pescador antes de restaurar (conocida como casilla de Ricardo pastor)




La misma casilla después de la restauración:



Los criterios de restauración, si es que hubo alguno, se los saltaron igualmente hace unos años cuando derribaron las ruinas del Quinto de la Torre, en la orilla norte del Parque Nacional, donde existía además una colonia de cernícalos Primilla ( Falco Naumani) y otra colonia de abejarucos comunes (Merops apiaster). Estas especies están en la lista roja de vertebrados de España como vulnerables. Pero la destrucción continua con el derrumbe de antiguos pabellones de caza y otras ruinas que son testigos del pasado y parte del patrimonio histórico de Las Tablas.




Y todo esto sucede en un Parque Nacional, ¿donde esta la sensibilidad por la conservación?¿sólo se tienen en cuenta criterios ingenieriles? ¿Se ha tenido en cuenta la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha?¿Y la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español?¿Y la Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos y Conjuntos Histórico-Artísticos, más conocida como Carta Venecia? Mucho nos tememos que no.Se nos habla de creación de empleo, no nos oponemos a ello. Las Tablas es un foco de empleo importante. Pero tiene que serlo de empleo estable y sostenible.Se nos anuncian nuevas fases en este proyecto de intervención en el Parque. ¿Se hará de la misma manera? ¿Sin ningún tipo de evaluación ambiental?Ante todas estas actuaciones, ¿seguirán los gestores del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel sin hacer nada, sin asumir ningún tipo de responsabilidades?



Publicado por Salvemos Las Tablas ¡YA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada